Con un asado en Lo de Joaquín Alberdi, Bodega Altupalka presentó sus vinos de extrema altura. Etiquetas de dos terroirs salteños (la popular Cafayate y la encumbrada Molinos, a 1.750 y 2.590 msnm respectivamente) son el orgullo del propietario de la bodega, Alejandro Martorell, quien dominó el dentro de la escena con su explicación sobre los vinos degustados.

Ver nota completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba