Es una lista caprichosa. Pero no tanto… Lo que viene aquí abajo son diez vinos geniales, destacables (y destacados, en su mayoría, por la crítica internacional), pensados para ser bebidos y disfrutados, y no para ser degustados ni catados, pero que a la vez permiten tener un rápido panorama de hacia dónde va el vino argentino de alta gama.

Ver nota completa

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba